Skip to main content

¿Quién negocia en futuros y opciones y porqué?

¿Quién negocia en futuros y opciones y porqué?

La mayoría de los participantes en los futuros y los mercados de opciones son usuarios comerciales e inversionistas institucionales. Por ejemplo, una compañía o un individuo que sostiene un activo tal como café, maíz, soyas, enlaces de Hacienda de Estados Unidos invierte en futuros. Esa persona también desea limitar, si es posible, cualquier pérdida en valor. La compañía o el individuo puede utilizar los mercados comerciales para tomar una posición opuesta que pueda reducir al mínimo el riesgo de la pérdida financiera por sostener esos activos si cambian en precio.

 

 

Otros participantes son los especuladores que esperan beneficiarse de cambios en el precio del contrato de futuros. Un especulador que compra un contrato de futuros o una opción call, o vendiendo una opción put, espera beneficiarse de precios de levantamiento, mientras que un especulador que vende un contrato de futuros o una opción call, o comprando una opción put, espera beneficiarse de precios que declinan. Porque, a diferencia de un hedger, un especulador no posee la materia subyacente, los componentes del índice subyacente, o el otro producto, las pérdidas en el mercado a plazo no son compensadas por aumentos en el mercado de efectivo, y los especuladores pueden perder cantidades substanciales.

 

 

Los individuos tambien participan en el mercado. Un individuo puede participar como hedger. O, un individuo con un substancial y lista diversificada de inversiones puede especular con futuros o contratos de opciones. Los inversionistas individuales deben también tener recursos adecuados para absorber las pérdidas significativas que pueden ocurrir negociando en futuros y opciones.

 

 

¿Hay estrategias para reducir riesgo?


En una cuenta individual, hay ciertos tipos de órdenes (tales como órdenes de la “parar-perdida” o “pare las órdenes del límite”), que limitan pérdidas a ciertas cantidades. Sin embargo, estas órdenes pueden no ser eficaces en la limitación de pérdidas porque las condiciones del mercado pueden hacerlo imposible a ejecutar sus órdenes en un precio razonable. Las estrategias usando combinaciones de posiciones, tales como “spread” y “straddle”, pueden ser tan riesgosas como tomando posiciones largas o cortas.

 

 

¿Los riesgos varían entre los “calls” y los “puts” de opciones?


El comprador de una opción puede hacer lo siguiente con una posición de opción. El comprador puede “ejercitar” la opción si esta en el dinero, o permitir que la opción expire si no es provechosa. El ejercicio de una opción por alguien resulta en establecimiento de una posición long, en efectivo adquiriendo el interés subyacente. Si la opción es sobre un contrato de futuros, el comprador adquirirá una posición de los futuros con las responsabilidades asociadas por margen. Si expira una opción sin valor, usted sufrirá una pérdida total de su inversión, que consistirá en el premio de la opción más costos de la transacción.

 

 

La venta, o el poner en corto una opción exige generalmente riesgo considerablemente mayor que comprando opciones. Aunque el premio recibido por el vendedor es fijo, el vendedor puede sostener una pérdida mucho mas en exceso de esa cantidad. Expondrán al vendedor al riesgo que el comprador ejercitará en la opción, obligando al vendedor a establecer la opción con efectivo o adquirirá y entregará el interés subyacente. Si la posición “es cubierta” por el vendedor que lleva a cabo una posición correspondiente en el interés subyacente o un futuro u otra opción, el riesgo de la pérdida puede ser reducido, pero la pérdida puede exceder el premio recibido. Si la opción no es cubierta, el riesgo de la pérdida puede ser ilimitado.

 

Deje un comentario