Skip to main content

La Historia de Bear Stearns

La Historia de Bear Stearns

Bear Stearns era un banco de inversión global hasta su colapso y venta a JPMorgan Chase en 2008.  Las principales áreas de negocio fueron los mercados de capitales (acciones, renta fija, banco de inversión), la gestión de patrimonios y servicios globales de compensación.

Bear Stearns estuvo involucrado en la titulización de hipotecas y emitió una enorme cantidad de títulos respaldados por activos.  Dado a las pérdidas de los inversores en los mercados en 2006 y 2007, la compañía aumentó su exposición, sobre todo los activos respaldados por hipotecas que fueron fundamentales para la crisis de las hipotecas de alto riesgo.  En marzo de 2008, el Banco de Reserva Federal de Nueva York otorgó un préstamo de emergencia para tratar de evitar un colapso de la empresa.  La empresa no pudo ser salvada, sin embargo, y fue vendida a JP Morgan Chase por $10 por acción, un precio mucho menos de su alto ese año de $133.20 por acción.

El colapso de la compañía fue el preludio de la crisis de gestión de riesgos por Wall Street en septiembre de 2008, y la posterior crisis financiera mundial y la recesión. En enero de 2010, JPMorgan suspendió el uso del nombre Bear Stearns.

Bear Stearns fue fundada como una casa de comercio de acciones por Joseph Bear, Robert Stearns y Harold Mayer en 1923 con $ 500.000 en capital. La empresa sobrevivió el derrumbe de Wall Street de 1929 sin despedir a ningún empleado y en 1933 abrió su primera oficina en Chicago. En 1955, la compañía abrió su primera oficina internacional en Amsterdam. En 1985, Bear Stearns se convirtió en una compañía pública.

El negocio de la compañía incluía las finanzas corporativas, fusiones y adquisiciones, las acciones institucionales, las ventas de renta fija y de gestión de riesgos comerciales y de investigación, servicios a clientes privados, derivados, divisas y las ventas de futuros y el comercio, la gestión y custodia de activos.

La empresa empleaba a más de 15,500 personas en todo el mundo. En 2005-2007, Bear Stearns fue reconocido como la sociedad de valores “más admirada” en la lista.  El 17 de marzo de 2008, JP Morgan Chase ofreció adquirir Bear Stearns a un precio de $2 por acción ó $236 millones. El 24 de marzo de 2008, aumentaron su oferta a $ 10 por acción o $ 1.1 mil millones para apaciguar a los accionistas.

El 22 de junio de 2007, Bear Stearns se comprometió a un préstamo con garantía de $ 3.2 mil millones para “rescatar” a uno de sus fondos, mientras que estaba negociando con otros bancos por prestamos para garantizar a otro fondo.  Durante la semana del 16 de julio de 2007, Bear Stearns reveló que los dos fondos especulativos de alto riesgo habían perdido casi todo su valor en medio de un rápido descenso en el mercado de hipotecas de alto riesgo.

El 14 de marzo de 2008, el Federal Reserve Bank de Nueva York acordó proveer un préstamo de $25 millones para Bear Stearns pero en vez le dijo a Bear Stearns  un acuerdo donde haría un préstamo de US $ 30 mil millones a JP Morgan, que iba a comprar Bear Stearns por $2 dólares. El Presidente de la Fed, Ben Bernanke, defendió el plan de rescate al afirmar que la quiebra de Bear Stearns hubiera afectado a la economía y podría haber causado una “anulación caótica” de las inversiones en los mercados de EE.UU.

El 20 de marzo de Bolsa y Valores, Christopher Cox, presidente de la Comisión dijo que el colapso de Bear Stearns se debió a una falta de confianza, no una falta de capital.  Cox señaló que los problemas de Bear Stearns se intensificaron cuando los rumores sobre su crisis de liquidez que a su vez erosionado la confianza de los inversores en la empresa.


Cortesía de Wikipedia

Deje un comentario